Foro de Ocultismo


    El Árbol de la Vida: El Cuaternario Inferior

    Comparte
    avatar
    Feldkhon

    Mensajes : 25
    Fecha de inscripción : 22/01/2014

    El Árbol de la Vida: El Cuaternario Inferior

    Mensaje por Feldkhon el Lun Feb 24, 2014 4:13 pm

    Este tema trata sobre la tercera y última Tríada del Árbol de la Vida y Malkuth, la Sephira inferior.

    Índice del Árbol de la vida: http://eldivan.foroactivo.mx/t177-el-arbol-de-la-vida-introduccion-e-indice

    Tiphareth completa la trinidad de Sephiroth que forman la Segunda Tríada que, a su vez, se proyecta en la materia formando una tercera Tríada de la siguiente manera:





    7. NETZACH



    Netzach es la primera Sephirah de la Tercera Tríada, y significa Victoria. A veces de la denomina Eternidad y Triunfo.
    Es la séptima potencia, y se le atribuye a Niké (Victoria). En sus “Estudios Griegos”, Walter Pater escribe: “La Victoria, nos cuenta la ciencia mitológica, significó originalmente sólo la gran victoria del cielo, el triunfo de la mañana sobre la oscuridad. Pero esa mañana física de su origen ejerce también su ministerio sobre el sentido estético posterior. Pues si Niké, cuando aparece en compañía de los mortales, y como héroe totalmente encarnado, en cuyo carro permanece para guiar a los caballos, o a quienes corona con su guirnalda de perejil o de laurel, o cuyos nombres ella escribe en su escudo, es concebida imaginativamente es porque las antiguas influencias celestes no están todavía lo suficientemente suprimidas en sus ojos penetrantes y el rocío de la mañana está todavía adherido a sus alas y a su cabello flotando.”

    Astrológicamente su planeta es Venus ♀. En consecuencia, los dioses y cualidades de Netzach están relacionados con el Amor, la Victoria y la Cosecha.
    Afrodita (Venus) es la Dama del Amor y la Belleza con el poder de ofrecer su belleza y su encanto a los demás. El conjunto de las implicaciones de esta Sephirah es de amor – aunque se trate de un amor de naturaleza sexual-.

    Hathor es el equivalente egipcio y es un aspecto menor de la Madre Isis. Se le representa como una diosa vaca, indicando las fuerzas reproductoras de la naturaleza, y era la protectora de la agricultura y los frutos de la tierra. Bhavani es la diosa hindú de Netzach.
    La rosa es su flor; el sándalo rojo es su perfume. Es de conocimiento general que en algunas enfermedades de origen venéreo (♀) se usaban aceites de sándalo. El benjuí es también un perfume de Venus y su seducción sensual es inconfundible. Se le atribuye la rosa porque resulta armoniosa con el carácter de Afrodita.
    El Sepher Yetzirah llama a Netzach “La Inteligencia Oculta”; su color es el verde, que deriva de la unión del azul y el amarillo de Chesed y Tiphareth, y sus cartas del Tarot son los cuatro sietes.



    8. HOD



    Opuesta a Netzach en el Árbol de la Vida está Hod, el Esplendor, la esfera de Mercurio. En consecuencia, sus símbolos son claramente mercurianos en calidad.

    Para dar una idea de la implicación de esta Sephirah nos será muy útil entender a Hermes, el dios griego que se le atribuye. Es un dios de prudencia, astucia, perspicacia y sagacidad, y se le considera el autor de una gran variedad de inventos como el alfabeto, las matemáticas, la astronomía, y los pesos y medidas. También presidía el comercio y la buena suerte, y era el mensajero y heraldo de los dioses del Olimpo. Según Virgilio los dioses le empleaban para conducir las almas de los muertos desde el mundo superior a los mundos inferiores.
    En este último aspecto el dios egipcio con cabeza de chacal, Anubis, es similar, ya que era el patrón de los muertos, y se le representaba guiando al alma al juicio de Osiris en Amennti. Le será muy útil al estudiante el recordar que la esfera de Hod representa en un plano inferior cualidades similares a las que se obtienen de Chokmah.

    De Netzach a Hod, la séptima y octava Sephiroth, el Zohar dice que por Victoria y Esplendor se entiende extensión, multiplicación y fuerza; porque todas las fuerzas que nacieron en el universo surgieron de su seno.

    El dios hindú es Hanuman, representado por un simio o un mono. Blavatsky explica ampliamente en “La Doctrina Secreta” la interesante teoría de que en el interior de los monos están aprisionadas las almas humanas de una naturaleza mercuriana-solar, almas casi con categoría de Divinidades, llamadas Manasaputras, “Los Hijos Nacidos de la Mente de Brahma”; que puede explicar la causa de que los dioses hindúes de la mente y la inteligencia sean representados de esa forma, aparentemente una bestia sin inteligencia como el antropoide.

    Su planta es la Moly (planta fabulosa de flor blanca y raíz negra dada por Hermes a Odiseo como un antídoto contra las hechicerías de Circe), y su droga vegetal es el analonio (Anahalonium Lewinii), que causa, cuando se ingiere, visiones de anillos de colores y de naturaleza intelectual, intensificando el autoanálisis.
    Su perfume es el estoraque, su joya el ópalo, su color el anaranjado –derivado del rojo de Geburah y el amarillo de Tiphareth-.
    Su título en el Yetzirah es “La Inteligencia Absoluta o Perfecta”.
    Las atribuciones del Tarot son los cuatro ochos.



    9. YESOD



    Netzach y Hod derivan en Yesod, el Fundamento, completando una serie de tres tríadas.
    Yesod es esa base sutil sobre la que se fundamenta el mundo físico, y según Eliphas Levi Zahed y Madame Blavatsky, es el Plano Astral que, en un cierto sentido, es pasivo y refleja las energías de arriba, el lunar, e incluso como la luna, refleja la luz del sol.

    La luz astral es un fluido omnipresente y permeable o un medio de materia extremadamente sutil; la sustancia en un estado altamente tenue, eléctrico y magnético en su constitución, que es el modelo sobre el cuál está constituido el mundo físico. El interminable, inmutable flujo y reflujo de las fuerzas astrales que, en último término, garantizan la estabilidad del mundo y proporcionan su base.
    Yesod es este fundamento estable, este flujo y reflujo inmutable de fuerzas astrales, y el poder reproductivo universal de la naturaleza. “Todo volverá a su fundamento de donde ha surgido.
    Toda médula, simiente y energía se reúnen en este lugar. De aquí surgen todas las potencialidades que existen”
    (Zohar).

    Su dios egipcio es Shu, que era el dios del espacio, representado levantando la noche, la Reina del Cielo, desde el cuerpo de Seb, la Tierra.
    Su equivalente hindú es Ganesha, el dios elefante que derriba todos los obstáculos, y sostiene al Universo mientras está de pie sobre una tortuga.
    Dianaera la diosa de la luz y en los templos romanos representaba la Luna.

    El concepto general de Yesod es el cambio con estabilidad. Algunos escritores se han referido a la Luz Astral que es la esfera de Yesod como el Anima Mundi, el Alma del Mundo.
    El psicoanalista Jung tiene un concepto muy similar al que denomina el Inconsciente Colectivo que, tal y como yo lo entiendo, no difiere en absoluto de la idea cabalística.

    Sus plantas son la mandrágora y la damiana, cuyos poderes afrodisíacos son bien conocidos.
    Su perfume es el jazmín, también un excitante sexual; su color es el púrpura
    Su nombre en el Sepher Yetzirah es “La Inteligencia Pura o Clara”.
    Su número es el 9, y sus correspondencias en el Tarot son los cuatro nueves.

    Una consideración importante desde el punto de vista cabalístico es la atribución de la Luna que, de acuerdo con la tradición oculta, es un cuerpo muerto todavía viviente cuyas partículas están llenas de vida activa y destructiva, de fuerte poder mágico.



    10. MALKUTH


    Dependiente del sistema de las tres Tríadas y sintetizando todos los números anteriores está Malkuth, el Reino –la décima Sephirah-.

    Malkuth es el mundo de los cuatro elementos, totalmente materia, y todas las formas percibidas por nuestros cinco sentidos, resumiéndose en una cristalización los nueve dígitos anteriores o series de ideas.

    Seb es el dios egipcio atribuido a Malkuth, ya que está representado con la cabeza de un cocodrilo, el jeroglífico egipcio de materia densa.
    Psyche, el Nephtys inferior, y la soltera Isis son los otros dioses atribuidos.

    La Virgen o la Novia es otro título zohárico para Malkuth, usado, sin embargo, en un sentido particular.
    Perséfone es la Tierra Virgen y sus leyendas indican las aventuras del alma no redimida; y Ceres es también la divinidad soltera de la Tierra.
    Otras deidades son Lakshmi y la Esfinge, atribuidas porque representan la fertilidad de la tierra y de todas las criaturas.

    En Malkuth, la más inferior de las Sephiroth, la esfera del mundo físico de la materia, donde se encarnan las exiliadas Neschamoth, del Palacio Divino, allí habita la Presencia espiritual de Ain Soph, como una herencia de la humanidad, y recordador omnipresente de las verdades espirituales. Ésta es la razón de que esté escrito: “Kether está en Malkuth, y Malkuth en Kether, aunque de otra manera”.
    El Zohar sugeriría que la Shechinah verdadera, la real Presencia Divina, está atribuida a Binah por lo cual nunca desciende, pero que la Shechinah en Malkuth es un eidolón o Hija de la Gran Madre Suprema.
    Isaac Myer sugiere que: “Algunos cabalistas la consideran la energía ejecutiva o poder de Binah, el Espíritu Santo o la Madre Superior”.

    El Sepher Yetzirah denomina a Malkuth “La Inteligencia Resplandeciente”.
    Su perfume es el díctamo de Creta a causa de las espesas nubes de humo denso despedidas por su incienso.
    Sus colores son el cetrino, el aceitunado, el bermejo, el negro
    Sus cartas del Tarot son los cuatro dieces.
    El Zohar le da la Heh ה final del Tetragrammaton, y la autoridad le atribuye las cuatro Princesas del Tarot.




    Antes de pasar a considerar las correspondencias numéricas que pertenecen a los veintidós Senderos del Árbol de la Vida considero necesario hacer unas cuantas advertencias con vistas a una posible mala interpretación que podría hacerse de alguna de las atribuciones que se han dado a estas Sephiroth y a los Senderos.
    Por ejemplo, el tabaco, Marte, el basilisco y la espada están entre las cualidades que pertenecen al fichero de Geburah o la quinta Sephirah. Aquí el lector debe evitar cometer el error casi imperdonable de confundir las premisas lógicas. Ya que todas éstas son correspondencias del número cinco, entonces el tabaco es una espada, y el dios Marte es un equivalente del basilisco. Éste es un peligro real y un error tremendo de graves consecuencias.
    Al principio del estudio comparativo que aquí se presenta, la implicación básica de este método de clasificación de las correspondencias seleccionadas de religiones y filosofías comparativas deberán asimilarse a fondo. En este caso, las cuatro cosas mencionadas antes poseen una cierta cualidad o grupo de atribuciones de naturaleza similar a las dadas. Hay una relación subyacente que las asocia con el número cinco. Esta idea debe ser totalmente memorizada si se quiere obtener algún provecho de la Cábala y desvanecer toda confusión desde el principio.




    Fuente:
    REGARDIE, ISRAEL: "Un Jardín de Granadas".

      Fecha y hora actual: Mar Dic 11, 2018 1:14 pm